La evolución e implicaciones del rastreo satelital

En blog

La revolución tecnológica ha marcado profundos cambios en nuestra sociedad y vida diaria. Lo que antes parecía sacado de libros o películas de ciencia ficción es una realidad. La necesidad de rastrear de una manera precisa, automóviles, camiones con mercancía y personas proclives a siniestros es una prioridad de nuestros tiempos, y necesidad del rastreo satelital. En Grupo Deca, tenemos las mejores tecnologías y planes para todas las necesidades.

Historia del rastreo satelital GPS

El sistema de localización GPS es desarrollado desde los años 60 como una prioridad militar para el ejército de los Estados Unidos; tomando ideas de los científicos civiles y sus proyectos militares, pudieron concretar esta realidad.

En los años 80, el rastreo y localización GPS era un arma secreta del programa la Guerra de las Galaxias del presidente Ronald Reagan. Pero todo cambio el primero de septiembre de 1983, en el vuelo KAL 007, Nueva York – Seúl, cerca de las costas de la Unión Soviética.  Este avión fue derribado por dos cazas soviéticos, quienes dispararon un misil al aeroplano modelo Boing, estrellándose en el Mar de Japón. Fue de tal envergadura este accidente, que el presidente Ronald Reagan daría un mensaje a la nación estadunidense y al mundo, haciendo el punto más bajo de las relaciones entre la Unión Soviética, al condenar el ataque y amenazar que no se permitirá otro incidente.

En este accidente murieron 269 víctimas. La pregunta fue ¿Por qué? La respuesta era fácil y trágica: un error de pilotaje el avió, hizo que entrara al espacio aéreo soviético, sin darse cuenta. En una cadena de hechos desafortunados, debido a un error de posicionamiento, el control de radares rusos, confunden a la aeronave civil, con un avión espía estadounidense. Este es el último incidente grave de la Guerra Fría, que se debió a un incidente de geolocalización. Para evitar sucesos similares, el gobierno de Reagan comparte su sistema de rastreo y localización GPS a todo el mundo de forma gratuita, pero sin la precisión militar. En estos años, pocas compañías, se interesan en invertir y desarrollar tecnología para esta nueva oportunidad, pero con el tiempo se convertirían en los pioneros de la gallina de los huevos de oro.

El mundo comienza a usar esta tecnología, pero las potencias rivales con el tiempo lo verían con malos ojos, ya que al ser tan practico e indispensable, en cualquier momento los Estados Unidos podrían negar el servicio, o en las mentes más conspirafóbicas, controlar el servicio a su conveniencia.

El sistema espacial de la República Popular de China creó su sistema de posicionamiento global, llamado Beidou, el nombre chino para la constelación de la Osa Polar. Desde el año 2000 el sistema está operativo, otorgando el servicio a China y sus países vecinos. La segunda generación llamada Compass y Beidou-2, es un sistema similar al GPS para el ámbito civil. Se tiene planeada la operatividad de este sistema hasta el año 2020, y su colaboración con el sistema europeo Galileo, que busca los mismos objetivos de autonomía del sistema Estadounidense. La geolocalización es una herramienta de prioridad estrategia vital, de la misma manera un mercado de grandes ganancias para dejarle el monopolio a los Estados Unidos, por lo cual las otras súper potencias están buscando tener sus propios sistemas, o aliarse con los rivales de esta tecnología.

Los rusos, por su parte, con un gran número de satélites operacionales modernizaron su sistema de navegación por satélite, llamándole GLONASS (acrónimo de Global naya Navigatsionnaya Sputnikovaya System). Es administrado por la Federación Rusa y mantiene las mismas características que le GPS estadounidense. Cuenta con 31 satélites, 24 activos, 3 de repuesto y 2 en mantenimiento, uno en servicio y otro en pruebas.

Por estas suspicacias, Bill Clinton en el año 2000 abre el espectro completo del rastreo y localización GPS, quitando las restricciones establecidas, teniendo la misma envergadura, tanto para civiles como para los militares.

El sistema de localización GPS necesita de 29 satélites alrededor de la tierra para poder realizar sus mediciones. Para los usuarios el GPS es un bien de la vida moderna, pero para la NASA ha significado 30 años de desarrollo y más de 30 billones de dólares de inversión.

En términos prácticos, en tierra se puede inhibir la señal GPS con una antena, ya que la potencia que llega del espacio es similar a un radio FM, por lo cual existe todo un sistema ideado para evitar estas interferencias.

El GPS forma parte de lo que se llama la Guerra Electrónica, una guerra invisible, pero de una importancia clave en nuestros días. A esta carrera armamentista se ha llamado NAVWAR, los drones y otras aeronaves y vehículos espías contienen sistemas para ser invisibles a los GPS. La política de los Estados Unidos, contra de los aparatos masivos o antenas que limiten la localización GPS, es muy simple: eliminar a cualquier amenaza de raíz, sin contemplaciones.

Para garantizar el rendimiento de los satélites del sistema de localización, se sincronizan de forma perpetua, en bases secretas en los Estados Unidos. El error de un nano segundo en la medición de la señal global significa perder un metro de precisión en los sistemas GPS. Estos son los motivos de la supervisión interrumpida para garantizar la fuerza y precisión de la señal. Cada satélite cuenta con dos relojes atómicos, que miden la escala llamada Tiempo Atómico Internacional (TAI). Para uso cotidiano se difunde otra escala cronológica: el Tiempo Universal Coordinado (UTC). Estas mediciones deben estar sincronizadas con las bases en tierra, realizándose las correcciones las 24 horas de todos los días en las bases militares estadounidenses. Sus símiles chinos, rusos y europeos, hacen exactamente lo mismo.

Al ser una prioridad para nuestra vida moderna y destinarse tantos recursos gubernamentales e internacionales para su precisión, la utilización de esta tecnología para rastrear en cualquier momento y lugar da ventajas empresariales y de seguridad sólidas.

En Grupo Deca contamos con los mejores seguros y sistemas de rastreo y localización en función a su presupuesto y necesidades. Comuníquense con nosotros a través de nuestras redes sociales, teléfonos, correo electrónico o directo por nuestra página de Internet para recibir mayor información de nuestros servicios.

Publicaciones recientes

Deja tu comentario